DESDE LA PUERTA DE SEGURA

El enclave estratégico de este pueblo serrano lo convierte en el lugar idóneo para conocer la Sierra de Segura y el resto del Parque Natural DE CAZORLA, SEGURA Y LAS Villas, así como otros lugares cercanos de la provincia de Jaén y de las sierras de la vecina provincia de Albacete

LA OLVIDADA SIERRA DE SEGURA

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, está situado en el NE de Andalucía, ocupando prácticamente todo el Este de la provincia de Jaén. Con sus casi 210.000 Ha. es el mayor espacio protegido de España y segundo de Europa. Su biodiversidad es sobrecogedora. Fue declarado Reserva de la Biosfera, Zona de Especial Protección de las Aves y tiene concedido el Certificado de La Carta Europea de Turismo Sostenible.

Como su nombre indica, el Parque está formado por tres comarcas, y hay quienes se preguntan con qué criterio se decidió en 1986, año de su creación, el orden en que las tres sierras que lo configuran aparecerían en el nombre del mismo. Salta a la vista que se trata de un simple orden alfabético (C-S-V), un criterio corriente y común que puede evitar dolores de cabeza e incluso ser justo y equitativo si se dan similitudes entre las características de los elementos a ordenar. Pero, aquí, entre los tres elementos, entre las tres sierras que conforman el parque, hay una apabullante diferencia: el territorio que cada una de ellas aporta a la totalidad.

La Sierra de Segura aporta al Parque Natural 143.346 Ha., lo que constituye el 68% de la superficie total, es decir, aproximadamente 2/3 del espacio protegido pertenece a la Sierra de Segura, el resto a la Sierra de Cazorla y a la de las Villas, con un 25% y 7% respectivamente de aportación territorial.

Por tanto, resulta legítimo, en primer lugar sorprenderse ante el nombre, a continuación preguntarse el porqué de esa elección  y, por último, cuestionar aquella decisión.

Quizás pudo tratarse de una estrategia comercial: en los años ochenta, cuando se crea el Parque Natural, el nombre de Cazorla, desde hacía años, era muy conocido, el de Segura, no. Los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente habían contribuido en buena medida en dar a conocer en todo el país el nombre de Cazorla. Puede que este motivo comercial influyera en la denominación del Parque, pero, de ser así, estaría basado en una falacia: ni más ni menos porque los documentales de Rodríguez de la Fuente, en buena medida, fueron rodados en la Sierra de Segura, aunque el gran naturalista y narrador de los mismos, por equivocación o desconocimiento o quizás por un simple motivo de economía del lenguaje, mencionara prácticamente siempre el de Sierra de Cazorla, o sólo Cazorla, sin más.

Pero las motivaciones comerciales no son buenas en ocasiones como esta, porque terminan por desvirtuar la realidad (si no por manipularla) y, como en un bucle sin fin, acentúan exponencialmente las inexactitudes de las que parten. En cuanto a la economía del lenguaje, resulta más nociva aún, por las consecuencias que puede tener. Lo mismo que el nombre de una persona es insustituible, los nombres de los lugares son importantes, mucho; si dejamos de pronunciar el nombre de un lugar para englobarlo en el de otro, corremos el riesgo de olvidar de donde venimos y de entender el presente (siendo incapaces entonces de corregir desequilibrios e injusticias para el futuro), porque los nombres son testigos valiosos de la Historia y de las formas de vida del pasado.

En el caso que nos ocupa, tal vez haya que retrotraerse a los años cincuenta o primeros sesenta para encontrar el porqué de esta inexactitud nominativa, época en que parte de estas sierras fueron declaradas Coto Nacional de Caza: El Coto Nacional de Caza de las Sierras de Cazorla y Segura (conocido como Coto Nacional de Caza de la Sierra de Cazorla). Por tanto, parece que es ahí, en plena dictadura, donde se encuentra el antecedente de esa economía lingüística usada en los grandes documentales de los setenta, y el inicio del criterio de orden alfabético que los políticos de los ochenta continuaron empleando cuando se creó el parque.

Pero como estamos en otros tiempos y se imponen las mayorías, podemos llamar a las cosas por su nombre o, al menos, por el nombre que deberían tener; probemos: Parque Natural de las Sierras de Segura, Cazorla y las Villas (no suena mal, ¿verdad?…). Magnífico y grandioso territorio, todo él, del que forman parte 23 municipios.

Existen innumerables libros que hablan de las características de este inmenso espacio; aquí citaremos, una: el parque, en su conjunto, puede considerarse uno de los mayores islotes pluviométricos del sur de la península, su intrincada red hidrológica, formada por dos grandes ríos (Guadalquivir y Segura) y por numerosos afluentes (algunos mayores, como el Guadalimar) e infinidad de arroyos, constituye una divisoria importante de aguas en la misma: hacia el Mediterráneo y hacia el Atlántico.

Y, respecto a la Comarca de la Sierra de Segura  -la extensísima, variada, y  riquísima en flora, fauna, geología, paisaje, historia… Sierra de Segura- mencionaremos, en un principio, que está formada por 13 municipios: Segura de la Sierra, Hornos de Segura, Santiago-Pontones, La Puerta de Segura, Siles, Orcera, Benatae, Torres de Albanchez, Génave, Beas de Segura, Puente de Génave, Arroyo del Ojanco y Villarrodrigo.

Este blog intentará aportar un granito de arena en el conocimiento de la olvidada y desconocida comarca segureña, de una tierra singular: de su naturaleza, de sus pueblos y aldeas, de las innumerables rutas por los caminos y sendas de su variada e intrincada geografía, de sus arroyos, ríos, embalses, valles y montañas. Y de su encanto en cualquier estación, pues es difícil elegir qué época del año es aquí la más bella.

Puede que tú, lector de estas líneas que no has visitado aún la Sierra de Segura, te sorprendas al contemplar algunas de las imágenes que aquí encontrarás y te digas : ¡pero si yo ya he estado ahí, conozco ese lugar! Sí, puede que te suceda con algún lugar concreto… tal vez reconozcas el Mirador y la Ruta de Félix Rodríguez de la Fuente, por poner un ejemplo… Estimadísimo lector, en ese caso te habrá ocurrido como a veces puede que le ocurriera al gran naturalista: estabas pisando la Sierra de Segura, aunque no lo supieras.

¡Anímate y continúa conociéndola, la Sierra de Segura es mucho más…!

SIERRA-DE-SEGURA-EN-EL-CONTEXTO-DEL-PN2

SITUACION-PN-MARCO2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: